LA DANZA DE DIOS

por Kristen Isis Karayani, 18 de agosto de 2022

Un escrito dedicado a John (John Byde), basado en mi experiencia del día de su transición.

Era el jueves, 11 de agosto de 2022 –(el Día del recuerdo de Espiridón, conocido como el “Santo caminante”)–, después del anochecer cuando John ahora parecía bastante fuerte y joven, y los movimientos de su pecho se asemejaban a caballos de fuerza. Pero inusualmente, dentro de las 2 a 3 horas previas, era como si hubiera tomado un viaje mental bastante poderoso y resonante, ya de alguna manera fuera de este mundo físico.

Él sabía, es decir, estaba plenamente consciente de que yo estaba ahí, como siempre.

Sostuve su mano amorosamente, de la manera familiar, como para enfatizara el pedir ayuda. Él inclinó su cabeza inequívocamente para seguir su flujo.

Me sincronicé para entrar en su significado y el tiempo desapareció. Conseguimos hablar a través de sus patrones de respiración, para decir “sí” o “no”.

Inevitablemente después, en un mareo propio, grité en voz alta, “¡Por favor, no te vayas!” Era como si yo quisiera decir que el cielo de esta Tierra viniera en son de ayuda. Él comenzó a sollozar tan profundo y fuerte, como nunca antes. Eso me sacudió para volver a mis sentidos y ponerme a un lado.

Lo que es el Amor, sino también respetar y apoyar los deseos a quienes se ama, aquí y ahora, por difíciles que sean.

Como si fuera interminable, entramos a los siguientes momentos juntos, indefinidos por el tiempo o incluso por el espacio. Se veía más y más tranquilo por dentro, con una calidad de nuestras manos y este ambiente familiar suave y tierno que creamos juntos durante muchos años por las noches.

(Curiosamente, pero sin saberlo, la noche anterior habíamos pasado horas viéndonos a los ojos íntimamente y hablándonos como si fuera “nuestra reunión de almas”).

Ahora, en este proceso profundamente conmovedor, en la Luna llena de medianoche, la chispa de sus ojos se encendió para dar prioridad a una danza muy sublime de su respiración. Inhalando pero exhalando, precisa y repetidamente, una cierta Danza de Dios que solo él sabía cómo hacer..

Simplemente indescriptible..

Sé que fui testigo de su alma.

La vi dejando su cuerpo físico justo frente a mí,

a través de un “beso” de acción de gracias a esta Tierra.

Gracia divina


PSD:

Volviendo al año 2017, a mediados de julio, recuerdo que tuve esta urgencia de poner la intención, mientras colocaba la lámina de bronce, de realizar una pregunta significativa a la conciencia del agua en el Valle High Peak (donde solíamos visitar juntos y a menudo, trabajando en su arte forma de arte inventado Water Brass Art), acerca de John y yo. Ésta era, “confirmar, de alguna manera, cuál ES nuestra conexión verdadera con John, por Dios”. John ya lo sabía.

Doce días más tarde, cuando fuimos a recoger la pequeña lámina cuadrada de bronce, en la cual corría agua, recibimos la respuesta y la llamamos “Simetría gemela” (refiérase a Water Brass Art imagen de JB).


Water Brass Art by John Byde
John & Isis
Copyright © 2019 Eternal Spheres of Knowledge. All Rights Reserved
/ Email Kristen Isis Karayani: esok@mail.com